Ir al contenido principal

Un momento adicional en este tiempo

Hoy hace 13 días que no escribo. Y no es que no lo he requerido, pero he tenido tanta negación del proceso en el que me encuentro que me es difícil de aceptar.

Una inconsistencia es lo que me abruma en estas sensaciones y emociones que si bien atiendo a través de escucharme y atender el día no dejan de ser saturantes en los momentos más inoportunos.

La vida ha cambiado, mis hijos están más grandes, mi esposo está deprimido y yo encuentro paz al enfocarme completamente en los asuntos del hogar, de la educación de todos y de aportar a otros con mis conocimientos, sin embargo el atenderme, uff como pesa, como me hace regresar a ataques de ansiedad innecesarios.

En estos 13 días he intentado retomar proyectos de manera muy inefectiva,  he concluido muchos entrenamientos, he terminado de principio a fin La Casa de Papel, muy buena por cierto.

Me he sentido aprisionada al querer cumplir con otros en distintas cosas, viendo como saboteo una y otra vez mis recursos para cumplir con diversas cosas, que por algún motivo sigo restándole importancia.

Hace ya unos días se cumplieron los primeros 40 días de encierro, días que me parece haber tenido 33 en casa y 7 de salidas varias en mi hora asignada para adquirir alimentos.

No es natural como me siento al salir, al borde de una ataque de pánico todo el tiempo, estoy pero no estoy, queriendo comprar todo lo que considero esencial pero sabiendo que estoy apegada a una lista, o a la aprobación de mi esposo en el teléfono que trae algo de sensatez cada vez que salgo.

Es irreal sentirme así, pero es como me siento cuando salgo, es una euforia extraña, que me lleva a estar al 100% enfocada a lo que fui, pero a la vez en busca de posibles upgrades para mejorar no se que dentro de la experiencia de mi familia.

Sigo sintiéndome como pienso que se sentiría Santa Claus en Navidad al llegar a casa.

He tenido muchas noches sin dormir y otras que me desconecto por completo, con un temor increíble de incumplir con algo o alguien sencillamente por estar dormida a deshoras.

Aún sigo experimentando con mis ciclos, el hormonal esta estable, el circadiano lo estoy adecuando poco a poco a lo que quiero experimentar, siempre he sido night owl, pero lo estoy llevando a un proceso de desenfoque para focalizar el earlybird e iniciar con procesos altamente productivos dentro de las horas de la mañana, veamos si lo logro antes de mi cumpleaños.

Por otro lado, sigo sintiéndome agradecida por mi vida, por mi familia, sigo teniendo mareos, cada vez más constantes, también una cantidad de Deja vus increíbles, y espacios del día en donde se me dificulta recordar la palabra más sencilla.

Aún haciendo los ejercicios de respiración, mi retención de aire sigue estando al 50% menos de lo habitual.

Todo lo siento enredado, quisiera estar al menos 3 días en un cuarto sin nada, blanco enteramente, con un techo transparente para ver el cielo, y sin nada más que hacer, pensar o ser.

Iniciaré formalmente el conteo de mi segunda cuarentena desde mi cumpleaños y estos 17 días entre una fecha y otra los tomaré como mi propio experimento dentro de esta situación en donde mi mente, mis emociones y mi cuerpo están evolucionando mientras yo sigo buscando disfrutarme la vida.


Comentarios

@KhalyEsmeralda

Entradas más populares de este blog

Discutiendo frente a Nuestros hijos ¡Que mala costumbre! ¿Oh no?

En mi experiencia personal  hay una cantidad finita de tipos de discusiones entre parejas. En ciencia nos comunicamos con un objetivo, siempre y depende de nosotros tener claro cual es. El reconocer que como dos individuos con experiencias distintas, crianzas distintas y gustos distintos siempre traerá diferencias en opiniones es más que una obligación para vivir y convivir en pareja. Interiorizar que el objetivo de las discusiones no es el simple hecho de exteriorizar los sentimientos, si no más bien el de encontrarle solución  a una disyuntiva o de al menos llegar a un acuerdo, permite explorar mejores formas de abordar esta constante en las relaciones en pareja. Al ser padres, muchos optamos por dejar las discusiones fuera de la vista de nuestros hijos y en muchas ocasiones lo hacemos en sus narices, pero "a puertas cerradas", lo que en mi opinión personal agrava más las conclusiones que pueden sacar nuestros hijos de esta acción. Al ser padres la labor

¿Qué hago con tantos CRAYONES?

Hoy en el momento de pintar con los peques , vi la caja de zapatos infestada de pedacitos de crayones y me dije "Algo hay que hacer con esto y ya"... me dirigí a YouTube y vi un sin fin de posibles soluciones entre ellas pinturas, masillas y formas nuevas. Solo tuve que mencionar la posibilidad de un "proyecto especial" y #EsmeConversa y #EzioElCreativo ya estaban "Full Engaged" jajajaja Así que luego del "manos a la obra" les dejo una #MummyActividad súper eco friendly ya que es reciclaje de crayones con los peques. Los pasos son sencillos y cada uno con su aprendizaje: Recolectar todos los crayones - Esto es un trabajo para ellos, en mi caso, como son dos fue un ejercicio de trabajo en equipo. Mientras uno traía donde colocarlos el otro se encargaba de traerlos. Dividirlos en los colores - Esto igual es un trabajo 100% de los peques. Aproveche para repasar los colores en ingles, español y francés. A reconocer si hay much

Ya basta con decirme que TODO VA A ESTAR BIEN

Es una frase muy común, muy utilizada y muy poco útil cuando las emociones están alteradas, ha pasado tanto en estos últimos días, han fluido tan rápido y siento que en su mayoría sobre distracciones a pesar de que igual siento que he crecido un mundo. Con mis hijos, pues hemos hablado muchísimo, su homeschooling va muy muy alineado, me encanta cuando dicen que ni cuenta se dan cuando están aprendiendo, hasta que se descubren descubriendo cosas nuevas, que les es increíble el saber ahora, que uno no solo aprende sentado con un libro si no que uno aprende de todo lo que vive, si está atento lo suficiente. Cuanta sabiduría en esos seres tan jóvenes y cuanto he aprendido y apreciado a través de su existencia. Hemos compartido tanto y tan naturalmente que me resulta hermoso todo lo que está conllevando mi rol de madre. Por otro lado en mi rol de esposa, estos días, ufff estos días han sido muy retadores, muy fuertes. Estamos de luto, el único primo, contemporáneo, un hermano a