Ir al contenido principal

Soltar no es lo mismo que dejarse llevar

Hoy estoy en el primer día de abril y ha sido nuevamente una montaña rusa emocional, siento sinceramente que voy dos pasos para delante y uno para atrás, sin embargo respiro y acepto que estoy avanzando. Ayer sinceramente huí de esta terapia, me sentí abrumada de pensar que estaba expuesta y y me vi en la dinámica de querer adornar y escribir para ti, mi querid@ lector imponiendo conocimientos antes de mis sentimiento y queriendo re enfocar todo " para que fuese mas útil" , adornos como excusas, análisis y "buenos momentos" me llovían, me desesperé y cerré la computadora.

Hoy he tenido ya 3 ataques de ansiedad, tengo 3 puntos de contacto con el exterior de manera virtual y me siento abrumada por ello como si estuviera desnuda en una tarima frente a miles de personas congelada sin poder hablar, que cosa más increíble la mente y las emociones humanas. Hoy respiré con el método Wim Hof y noté  que mi capacidad pulmonar a disminuido un poco, me entregue a educar a los nenes, a la cocina y a conectarme con mis familiares... tenia demasiado sin hablar con mi abuelita del interior, ¡cuanto me lleno el corazón escucharla!

Hablé con mi papá y mi mamá por vídeo llamada y cual niña chiquita me sentí invadida por unas ganas inmensas de abrazarlos que justo ahora me llena mi rostro de lágrimas. 

Debo confirmar que ayer me desestabilizó exponerme a tres datos reales, las mascarillas acumuladas en el mar, el caso de polución y el estilo de vida en Bangladesh y aquellos que actualmente deben estar en cuarentena y no cuentan con un lugar apropiado para vivir confinados en cantidades y con exceso de cosas en un cuarto super diminuto, realidad de muchísimas personas actualmente. 

Hoy mi hija lloró  pidiéndome disculpas al mostrarme un vídeo de un señor cantando la realidad de la cuarentena de muchos padres, un vídeo muy jocoso la verdad del cual le confirmé que es el sentimiento de la mayoría de nosotros en muchas ocasiones y ella se sintió muy aludida, jamas pensé que lo tomaría así. Sostuvimos una conversación hermosa en donde ambas nos valoramos y apreciamos mucho más.

Luego recorrí mi lista del día, me recordé  que en esta cuarentena no todo ha sido malo, muy por el contrario viví muchas experiencias bonitas y frecuentes al día de hoy,  pero tenía un velo gracias a mi caos interno que me tenían en shot down…no podía ver con claridad ni experimentar un sincero agradecimiento por cada una de ellas...
Grupo de interacción como el de las colaboradoras de Así Soy Mujer, oportunidades de aporte global con meditaciones  como el que viví con la hermosa Yulitza América y a nivel hogar y familia... esos momentos de dialogo familiar, experimentos y descubrimientos, aprendizajes, inventos en la cocina, espacios y momentos de verdadera conexión entre nosotros y con nuestros familiares... momentos que valen oro.

He soltado un mundo de manera interna y debo confirmar que lo he pasado a la parte externa, mi cabello, mi entorno, mis cosas, todo a pasado por un proceso de renovación profunda y me permite un sentido de bienestar y renovación muy estabilizante al realizar "cambios controlados". De igual forma he podido ver que cada vez que me descuido y entro en un proceso reactivo o intento retomar patrones viejos de mis rutinas anteriores los ataques de ansiedad y de pánico son mas constantes.

Otro de los puntos que he podido sentir  es que depende del día y el estado de ánimo  o mejor dicho  el enfoque con el que inicio el día altera la utilidad de el reloj convirtiéndolo en una herramienta aliada o un dolor de cabeza muy grande y un detonante para ataques de ansiedad. Y es que si no tengo que encontrarme con nadie ni estar en un lugar (presencial o virtual) con alguien el no darle atención al paso de las horas me es más funcional  y solo debo tener una lista de cosas que quiero hacer e ir tachando avances, esto de veras me  permite fluir tanto. Pero en el caso que requiero estar atenta al reloj por reuniones o demás pasa todo lo contrario, me dan ataques de ansiedad y hasta de pánico si no tengo el día completo bajo una estructura o un sistema alineado a las horas... esto lo puedo trasladar a espacios puntuales del día, osea... mañana, tarde o noche.

Hoy me permití drenar aquí y esto me dio la paz para estar en una llamada de entrenamiento y luego en una clase vía zoom de Belly Dance con Noralba Albornoz que me sirvió muchísimo para desanclar mi cuerpo en muchos sentidos.

Ya es de noche y me siento muchísimo más estable que en los últimos dos días, definitivamente el reconectarme con otros, el conectarme a redes debo mantenerlo muy muy puntual para evitar sentirme abrumada. Ahora buscaré atender la cena, mis contribuciones y un tiempo en familia antes de dormir.

Espero pronto encontrar ese equilibrio entre soltar expectativas, soltar tensiones y fluir de manera intuitiva, sin dejarme llevar o permitirme vivir de manera reactiva.

Quien quiera que seas, gracias por leerme.

Un fuerte abrazo,

Khaly Verdurmen

Comentarios

@KhalyEsmeralda

Entradas más populares de este blog

Discutiendo frente a Nuestros hijos ¡Que mala costumbre! ¿Oh no?

En mi experiencia personal  hay una cantidad finita de tipos de discusiones entre parejas. En ciencia nos comunicamos con un objetivo, siempre y depende de nosotros tener claro cual es. El reconocer que como dos individuos con experiencias distintas, crianzas distintas y gustos distintos siempre traerá diferencias en opiniones es más que una obligación para vivir y convivir en pareja. Interiorizar que el objetivo de las discusiones no es el simple hecho de exteriorizar los sentimientos, si no más bien el de encontrarle solución  a una disyuntiva o de al menos llegar a un acuerdo, permite explorar mejores formas de abordar esta constante en las relaciones en pareja. Al ser padres, muchos optamos por dejar las discusiones fuera de la vista de nuestros hijos y en muchas ocasiones lo hacemos en sus narices, pero "a puertas cerradas", lo que en mi opinión personal agrava más las conclusiones que pueden sacar nuestros hijos de esta acción. Al ser padres la labor

¿Qué hago con tantos CRAYONES?

Hoy en el momento de pintar con los peques , vi la caja de zapatos infestada de pedacitos de crayones y me dije "Algo hay que hacer con esto y ya"... me dirigí a YouTube y vi un sin fin de posibles soluciones entre ellas pinturas, masillas y formas nuevas. Solo tuve que mencionar la posibilidad de un "proyecto especial" y #EsmeConversa y #EzioElCreativo ya estaban "Full Engaged" jajajaja Así que luego del "manos a la obra" les dejo una #MummyActividad súper eco friendly ya que es reciclaje de crayones con los peques. Los pasos son sencillos y cada uno con su aprendizaje: Recolectar todos los crayones - Esto es un trabajo para ellos, en mi caso, como son dos fue un ejercicio de trabajo en equipo. Mientras uno traía donde colocarlos el otro se encargaba de traerlos. Dividirlos en los colores - Esto igual es un trabajo 100% de los peques. Aproveche para repasar los colores en ingles, español y francés. A reconocer si hay much

Ya basta con decirme que TODO VA A ESTAR BIEN

Es una frase muy común, muy utilizada y muy poco útil cuando las emociones están alteradas, ha pasado tanto en estos últimos días, han fluido tan rápido y siento que en su mayoría sobre distracciones a pesar de que igual siento que he crecido un mundo. Con mis hijos, pues hemos hablado muchísimo, su homeschooling va muy muy alineado, me encanta cuando dicen que ni cuenta se dan cuando están aprendiendo, hasta que se descubren descubriendo cosas nuevas, que les es increíble el saber ahora, que uno no solo aprende sentado con un libro si no que uno aprende de todo lo que vive, si está atento lo suficiente. Cuanta sabiduría en esos seres tan jóvenes y cuanto he aprendido y apreciado a través de su existencia. Hemos compartido tanto y tan naturalmente que me resulta hermoso todo lo que está conllevando mi rol de madre. Por otro lado en mi rol de esposa, estos días, ufff estos días han sido muy retadores, muy fuertes. Estamos de luto, el único primo, contemporáneo, un hermano a