Ir al contenido principal

Una pausa más que necesaria


Paradójicamente logre hacer “la pausa” al día siguiente, el día que decretaron la cuarentena total, el miércoles 25 de marzo. Y a pesar que seguí atendiendo a mis hijos, los alimentos, la casa, comunicada con mi familia cercana me desconecte lo más que pude conscientemente de  todas las pantallas, personas, actividades y cosas, solo me dedique a intentar escucharme y hacer lo que conscientemente me permitía, decidía y confirmaba que quería hacer.
Una pregunta rondaba mi cabeza, ¿Cómo me atiendo? ¿Cómo me libero de este estado emocional, mental y físico? Todos mis cursos, mis contenidos, mis investigaciones, mi metodología, todo comenzó a lloverme abrumadoramente, como un gran ¡duh!  Tú sabes, no te hagas…. Un sentimiento así me invadió, requería transformar esta situación cuanto antes  pero estaba abrumada y me abrumaba aún más porque quería seguir marcándole tiempo de inicio y de finalización a las acciones a tomar, “solo me debe tomar un día”, “ya con hoy tengo”, me dije… pero obvio, no fue así…. 

Revisé mis libros, los diplomados que he realizado y lo que me ocasioné fue un ataque de ansiedad que no se lo deseo a nadie…. Llore, llore muchísimo…y aunque acompañada por mi familia, me sentía sola, incomprendida y hasta no valorada… pero ¿Por qué? ¿¡Por qué me sentía así!? Igual que ni con mi esposo había conversado lo que me pasaba… lo había hablado por encima con una amiga con la cual tenía de paso mucha pena por que tenía una relación contractual incumplida por mi falta de enfoque y cada vez que me comunicaba con ella el ataque de ansiedad y de pánico se volvía más fuerte por la culpa de no entregar todo lo que quería en el tiempo que quería y me sentía comprometida en hacer. Se me dio una oportunidad de salir de casa y me paralice, sentí miedo, no estoy lista me dije, no estoy preparada," no merezco salir", tengo que reponerme primero…. Estos fueron los pensamientos que me inundaron y no fui para ningún lado, por más que tenía una vocesita dentro que me decía que esa salida podía cambiar mi panorama, internamente y externamente.

Luego de esta toma de consciencia me dije que debía drenar, debía traerme aquí y ahora y atender mi situación, estaba en todo y en nada, estaba sobreviviendo y a pesar de sentirme agradecida por mucho el sentimiento que imperaba era de frustración, saturación y culpa alimentada de un “necesito hacer más” y en donde mis conocimientos y mi profesión podía llegar a ser un distractor más que un aliado si le imponía antes el escucharme a mí misma.

Un proceso natural:
Tres días me tomo pasar por el proceso de aceptación y reconocimiento, de permitirme ser y de escucharme para soltar todo el conocimiento e iniciar a en verdad escuchar mi voz interior y desde esa rendición tomar acción para estabilizar mi mente, mi cuerpo, mis emociones y mi alma. 

Y a pesar que cuento ya con motivación para ser y hacer, comprendo que es un proceso por lo cual he decidido no ponerle tiempo de cierre, permitiéndome la libertad de ser y hacer, de vivir y de experimentar cada paso del proceso, sin expectativas pero con la convicción de que elevaré la calidad de mi vida en cada momento, este último paso fue bastante empoderador y motivador.

Hoy es un nuevo día y me he permitido seguir con una mínima exposición a pantallas, a interacciones y a noticias, recibo los resúmenes de lo necesario al comunicarme con mis padres ( los míos y los de mi esposo).

Hoy abrí la computadora por primera vez. Desperté decidida a alimentarme conscientemente, a respirar conscientemente y a sentirme libre.

Hoy decidí escribir esto de manera terapéutica, sintiendo como doy y recibo en una misma función, como recibo paz al sacar todo de mí y como comparto mi situación con el fin de aportar a quienes le sea de apoyo esta experiencia, estas palabras.  Pensándolo bien , no estoy segura si querré compartirlo porque me dará la necesidad de arreglarlo, adornarlo , revisarlo y  no me limitaré de esta manera teniendo en mente que estoy escribiendo para otros, escribiré para mí, para mi  yo presente y mi yo futura. En el caso que decida compartirlo, sé que igual aportará a quienes decidan leerlo...que difícil es soltar...

Es impresionante como cuando estamos en procesos como estos, al ser madres nuestros hijos lo sienten, se empatizan y actúan acorde a lo que instintivamente conocen… hoy Ezio y Esme han estado más pegados a mí que cualquier otro día, queriendo compartir, hacer, enseñar, entretenerme, sentirse atendidos, apreciados, valorados… es mágico ser madre.

Hoy he abierto todos mis recursos de organización, sin ahogarme en lo que no hice, en lo que no he hecho, si no creando un parámetro claro de lo que quiero experimentar, de cómo quiero crecer y de cómo puedo contribuir.

Empecé por “lo fácil”  que fue darle una intención clara a este periodo de mi vida:
Experimentar la vida al máximo, experimentar las relaciones con mi familia desde el amor, el bien común, el aprendizaje, la libertad, la comunicación, el reconocimiento, el afecto, el ser equipo y el disfrutarnos.

Crecer, avanzar desde la salud mental, física y emocional, aprender cosas relevantes para mí.. hoy investigue como hacer conservas y encurtidos, analicé todos los 5 episodiosde Trascendance de Gaia e hice una meditación/hipnosis en Mindvalley con MarisaPeer.. .ha sido muy restaurador, he decido hacer las cosas desde la intencionalidad y enfoque y se ha sentido espectacular.

Contribuir, mi contribución  está enfocada hoy desde ser mi mejor versión de mí, en guiar de la mejor manera que tenga a mis dos hijos y el de aportar con mi conocimiento a quienes consideren que pueda aportarles según mi experiencia de vida ( pasado y presente) y aprendizajes.
Y esta claridad, este auto recordatorio de mi centro,  me ha permitido re enfocar mi perspectiva y mi disfrute de cada momento de mi vida, ayer escribía con una emocionalidad de incertidumbre y hoy escribo desde la certeza.
 Hoy se que dormiré mucho mejor.

Comentarios

@KhalyEsmeralda

Entradas más populares de este blog

¿Qué hago con tantos CRAYONES?

Hoy en el momento de pintar con los peques , vi la caja de zapatos infestada de pedacitos de crayones y me dije "Algo hay que hacer con esto y ya"... me dirigí a YouTube y vi un sin fin de posibles soluciones entre ellas pinturas, masillas y formas nuevas.
Solo tuve que mencionar la posibilidad de un "proyecto especial" y #EsmeConversa y #EzioElCreativo ya estaban "Full Engaged" jajajaja
Así que luego del "manos a la obra" les dejo una #MummyActividad súper eco friendly ya que es reciclaje de crayones con los peques. Los pasos son sencillos y cada uno con su aprendizaje:
Recolectar todos los crayones - Esto es un trabajo para ellos, en mi caso, como son dos fue un ejercicio de trabajo en equipo. Mientras uno traía donde colocarlos el otro se encargaba de traerlos.Dividirlos en los colores - Esto igual es un trabajo 100% de los peques. Aproveche para repasar los colores en ingles, español y francés. A reconocer si hay mucho o poco. Si esta lleno …

Discutiendo frente a Nuestros hijos ¡Que mala costumbre! ¿Oh no?

En mi experiencia personal  hay una cantidad finita de tipos de discusiones entre parejas. En ciencia nos comunicamos con un objetivo, siempre y depende de nosotros tener claro cual es.
El reconocer que como dos individuos con experiencias distintas, crianzas distintas y gustos distintos siempre traerá diferencias en opiniones es más que una obligación para vivir y convivir en pareja.

Interiorizar que el objetivo de las discusiones no es el simple hecho de exteriorizar los sentimientos, si no más bien el de encontrarle solución  a una disyuntiva o de al menos llegar a un acuerdo, permite explorar mejores formas de abordar esta constante en las relaciones en pareja.
Al ser padres, muchos optamos por dejar las discusiones fuera de la vista de nuestros hijos y en muchas ocasiones lo hacemos en sus narices, pero "a puertas cerradas", lo que en mi opinión personal agrava más las conclusiones que pueden sacar nuestros hijos de esta acción.
Al ser padres la labor de analizar nuest…

¿Cómo mantener el enfoque en la crianza de mis hijos?

En este post tan especial quiero compartir contigo mi visión de esta experiencia de vida llamada Maternidad, gracias a esta pregunta que me efectúo hace ya un tiempo una mummyta muy querida.Para mí la Maternidad es una Toma de Decisión Diaria, una Acción de Toma de Consciencia y Responsabilidad Diaria, un reconocer la Misión de Vida que tengo , una Responsabilidad de Educar, Criar, Guiar y AMAR a 2 seres humanos hermosos que tengo la libertad de llamar HIJOS.
Una Misión en donde debo sentir a diario LO QUE ES y LO QUE NO ES. Mis DEBERES y mis DERECHOS.
 Una misión que al asumirla  me lleva a mantenerme en constante educación para conocer la mejor manera de llevarla a cabo este ROL con Convicción, Amor y Pasión.
Un ROL en donde debo entender que mis hijos son el 50% Yo y 50% mi Esposo y que esto nos exige sostener una constante Comunicación Efectiva y Afectiva para juntos lograrlo en Amor
En donde habrán días donde uno dará más y otro menos pero en conjunto lograremos a diario el 100%,
Un…